LAS MAMÁS NO MENTIMOS

¿Has pensando en las mentiras de mamá? Esas que la gente cree que decimos las mamás, cuando les decimos a nuestros hijos cosas como: que son los más guapos, a nuestras niñas las más perfectas y contamos entre los amigos y familia lo inteligentes que son nuestros niños.

Pues no, las mamás no mentimos. Ni siquiera cuando decimos que estaremos para siempre con nuestros hijos, más allá de lo que nuestra vida alcance pues esto es cierto.

Nos quedamos para siempre, por toda su vida aun si no pueden tocarnos, nos quedamos en su mirada, en ese rasgo que a otros les recuerda nuestro rostro. En la risa, en los momentos tristes y las carcajadas auténticas que sueltan a veces y que les recuerdan las cosquillas con las que amanecíamos a su lado.

Las madres nos quedamos en la forma en que nuestros hijos se enamoran, en cómo tratan a su pareja y a sus hijos. En los sueños y las caricias que les enseñamos a dar con nuestras manos. No nos vamos, trascendemos a través del amor y en los valores que inculcamos a nuestros niños, que mañana se convierten en hombres y mujeres que nos recordarán por siempre.

Quién dice que las mamás mentimos se equivoca, y mucho. Pues para nosotras cada uno de nuestros hijos es el más guapo, la más cariñosa, el más perfecto, la más lista y si quiere ser astronauta, la comida de mamá siempre le va a recordar volver a casa, sin importar dónde se encuentre.

No todas preparamos los más sofisticados platillos de manera deliciosa, pero hasta un sándwich te sabe a gloria cuando es hecho con las manos de mamá.

Las mamás no mentimos nunca, pues el amor nos hace vivir en una realidad completamente diferente a la del resto de las personas. Esa realidad que solo las madres conocemos y muy bien. No mentimos, pues en el amor nos reconfortamos cuando más cansadas estamos y nuestros pequeños nos piden otra vuelta más en los brazos.

Y como ya antes te dije, quizá yo le mienta a los extraños que llaman para ofrecer algún boleto de sorteos extraños o a veces hasta a mi marido, pero a nuestros niños no les miento cuando ejerzo la maternidad.

Con cada caricia, momento feliz o difícil y la convivencia diaria siempre soy honesta y lo que les doy y digo día a día lo hago sinceramente desde el corazón.

16 comentarios

  1. Que maravilla leerte.
    Vivimos en ellos en la carita que fue acariciada en el cuerpo que fue contenido y protegido. Gracias por recordarlo.
    abrazos y bendiciones

  2. Es un artículo muy bonito ^^ y es algo que había pensado antes.

    No soy mamá pero siempre he pensado que las madres no mienten cuando hablan maravillas de sus hijos porque para ellas es así y esa mirada de amor maternal es la más hermosa que puede existir

  3. Hola.

    Me ha encantado el post y lo que plasmas en el, creo que más razón no puedes tener, las mamás no mienten y pese a todo los errores y los aciertos siempre están ahí para nosotros.

  4. Estoy de acuerdo, a veces quizás exageramos a la hora de hablar de nuestros hijos, pero es por el amor que nos desborda, es cierto también que una parte de nosotros se quedará para siempre con ellos en sus gestos y en como se conducen por la vida.

  5. Claro que no mentimos!
    Para nosotras nuestros hijos son el centro del universo y son los mas guapos, importantes y buenos del mundo…
    Bueno lo de los mas buenos con matices ja ja..

  6. hola guapa
    Ay cuanta razon tienes y que post más mágico y lleno de amor nos has compartido!
    me ha encantado esta reflexión y me parece muy cierta, las mamas nunca mienten cuando dicen cosas que pueden parecer imposibles porque realmente el amor por sus hijos les hace creer y hacer que sea posible
    Un besazo

  7. hola! que razón tienes! las buenas mamas nunca mienten ! para cada madre, su hijo es lo mas! eso es indudable!

  8. Es cierto. Las mamás no mentimos (o no se debería), perderíamos toda credibilidad y confianza de nuestros hijos/as.
    Mi hija me dice que le digo que es guapa porque soy su madre. Yo siempre le he contestado la verdad: Soy tu madre, sí. Pero es que además eres guapa. Jajaja Me hace gracia ver la perspectiva. Pero es lo mismo que las madres siempre seremos las mejores para ellos.

    Muy buen post. Un saludo

  9. Te entiendo perfectamente y lo mismo he sentido yo, desde el otro lado, es decir, como hija. No existía ni existirá jamás comida más sabrosa que la que preparaba mi madre. Así como mi hija me dice que le encanta todo lo que le preparo, incluso, calentar la comida ya hecha.
    No, no se les miente, para nosotras, son el universo y la vida entera.

  10. Hola es un post muy bueno. Me ha gustado bastante. Tienes razón aunque a veces, no seamos objetivas con nnuestros hijos, siempre estamos ahí para ellos. A veces nos cuesta ver las cosas pero no por eso mentimos. Bs

  11. Hola guapa, es increíble la razón que tienes, siempre estamos ahí para nuestros hijos y todo lo que decimos es la verdad, a nuestros hijos les pasa lo mismo con nosotros… al final eso es amor, para mi es la palabra perfecta.
    Bonito post,lo comparto.

  12. ¡Buenas!, no soy mami aun pero si que pienso que como el amor de una madre no hay ninguno y ellas aunque quieran no podrian mentirnos, desde luego es un post muy interesante guapa.
    Un besito!

  13. Interesante la forma en lo que lo cuentas y tienes razón en cierto modo, sobre todo en algunas edades, no ven más que las cosas buenas. Luego en la adolescencia ese filtro se cae jajaja, bss!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.